La leche materna contiene propiedades curativas para la piel

La leche materna posee un efecto antinflamatorio para la piel irritada o atópica.

La leche materna, es indiscutiblemente el mejor alimento para el recién nacido y la mejor forma de favorecer el vínculo entre el bebé y la madre. Supone una fuente inagotable de beneficios y ahora se ha descubierto que para la piel, también.

Un reciente estudio publicado en el International Journal of Dermatology asegura que su aplicación sobre pieles atópicas e irritadas tiene un efecto regenerador con mejores resultados que la propia hidrocortisona, que es uno los medicamentos aconsejados por dermatologos para el tratamiento de la dermatitis atópica.

Así, aquellos que padecen dermatitis, sufran alguna herida o incluso tengan grietas en la piel pueden aplicarse unas gotas de leche materna en la zona irritada mejorando las lesiones de forma significativa. Un remedio accesible, barato y lo mejor, sin efectos secundarios para la delicada piel del bebé.

Para las pieles con tendencia atópica también se pueden prevenir los brotes procurando que el bebé se encuentre en un ambiente relajado. El contacto del cuerpo de la madre con el del niño favorece el equilibrio emocional y por lo tanto disminuyen las posibilidades de padecer dermatitis atópica. 😉

www.metodocanguro.com

Deja un comentario