3 consejos para portear en verano

En verano los días se alargan y pasamos más tiempo en la calle, si has sido mamá recientemente seguro que quieres disfrutar de pasear junto a tu bebé. Si estás porteando a tu bebé notarás que su ropita acaba empapada en sudor cuando lo sacas del portabebés, éste sudor suele ser nuestro, ya que ellos tienen más capacidad para regular su temperatura.

En los meses donde el calor es más intenso, el porteo puede parecer que perjudica al bebé, ya que algunos se pueden mostrar irritables al ponerlos en el portabebés. Para que esto no suceda aquí van 3 consejos a tener en cuenta si porteas en verano:

1- Evita salir a la calle cuando el sol actúa con más fuerza: este consejo sirve también si vas a salir con el bebé en el carrito, andar por la calle a pleno sol es muy agobiante. Si sales a la calle cuando el sol se está poniendo sudarás menos y el bebé irá más cómodo pegado a ti. Recuerda que en verano debemos hidratarnos más, los bebés también, ofrécele agua o lactancia materna si lo estás amamantando de forma exclusiva.

2- Utiliza portabebés más ligeros: la mayoría de portabebés están fabricados en algodón, es una tela que transpira y se adapta tanto al invierno como al verano. Si utilizas un fular, que sea elástico para que su grosor sea mínimo y el bebé no se agobie al verse envuelto con él. En el mercado podemos encontrar fulares y bandoleras de rejilla para estos meses de verano. Si tu bebé tiene varios meses en una bandolera se puede encontrar más cómodo ya que se puede mover más y no está tan tapado como en un fular. La camiseta de porteo Amarsupiel también es una buena opción como portabebé ligero para utilizar los meses de verano, su tejido transpirable y su fácil uso (no tienes que aprender a hacer nudos) hacen que sea uno de los portabebés preferidos por las madres.

3- Viste al bebé con menos ropa: la tela del portabebés que elijas cuenta como ropa que lleva el bebé, con lo cual si sueles vestirle con un body de tirantes y un vestido o pelele encima cuando salís a la calle con carrito, debes quitar una prenda si usas un portabebés. Y si realmente hace calor puede ir tan solo con el pañal, al ir pegados a nuestro cuerpo le pasamos más calor, nuestra ropa también debe ser fresca y transpirable. Puedes tener la sensación de que el bebé va sudando pero somos nosotros los que sudamos, ellos van quietecitos en el portabebés mientras nosotros vamos cargando su peso de aquí para allá.

Espero que estos consejos te sean útiles, si tienes alguno más puedes dejarlo en los comentarios. Si te ha gustado esta información, compártela.

Deja un comentario