Adapta la habitación de tu bebé para este invierno

Cuando llega el invierno, es importante asegurarse de que nuestro bebé se mantenga cálido y seco. Sin embargo, la idea de lidiar con un bebé envuelto en mantas puede ser estresante. Aquí te comentamos algunas formas para que tu bebé esté sano, cálido y cómodo.

Aspectos que tenemos que tener en cuenta para el bienestar de nuestro bebé

Es importante que durante esta friolera temporada consigas llevar a cabo todas las precauciones necesarias para que tu bebé se sienta cómodo y evitar así que se contagie de cualquier posible virus..

Ropa

Es de suma importancia vestir a nuestro pequeño con prendas de fibras naturales como, por ejemplo, el algodón. Además, se le debe tapar la cabecita con un gorro y los pies con calcetines o patucos.

Controlar la temperatura ambiente de tu casa

Te vamos a dar 7 consejos para que puedas mantener una temperatura adecuada para tu bebé.

  1. Aunque la calefacción será necesaria para crear una temperatura ambiente en la vivienda, hay que tener cuidado con ésta porque uno de sus principales defectos es que causa sequedad en el ambiente. Para combatir dicho efecto, es fundamental contar con un humidificador para que la tos mantenga cierto grado de humedad en el ambiente.
  2. Nunca coloques la cuna del bebé al lado de un radiador, pues la abundancia de calor puede dificultar el sueño, aumentar el riesgo de contraer enfermedades y causar deshidratación, entre otros efectos.
  3. Es importante crear una temperatura ambiente en toda la casa, no sólo en determinadas estancias, porque cuando traslades al bebé de una parte a otra del inmueble puede que le afecte para mal esta clase de cambios térmicos.
  4. Antes del baño es conveniente que caldees la habitación con un calefactor para que la temperatura ronde los 24 ºC. También hay que controlar el agua de la bañera con un termómetro para que no exceda los 36 ºC. Los baños no deben ser excesivamente largos, unos 10 minutos, y al sacar al niño del agua hay que cubrirlo rápidamente con una toalla y secarlo y vestirlo allí mismo.
  5. Es conveniente que saques al bebé a pasear pese a que sea invierno, aunque mejor hacerlo en las horas centrales del día (de 12 a 16 horas). De esta forma se evitan los cambios bruscos de temperatura entre el exterior y el interior. Siempre hay que intentar controlar que nunca sean superiores a 10 ºC de diferencia.
  6. Airea las distintas estancias de la casa a diario. Así conseguirás eliminar la proliferación de ácaros, evitar los malos olores y regular la climatización de la vivienda. Eso sí, cuando abras las ventanas intenta que el bebé no se encuentre en la habitación para que no le lleguen corrientes de aire.
  7. Cuando le tengas que cambiar el pañal evita desnudarle por completo. Opta por vestirle con pantalones o peleles con corchetes en las perneras para sólo tener que desabotonar dichas áreas, sin necesidad de desvestirle por completo.

Productos para acondicionar la habitación de tu bebé

Necesitas sí o sí estos dos productos para la llegada del invierno:

  • Termohigrómetro. Este aparato electrónico tiene como finalidad medir y controlar tanto la temperatura ambiente como los niveles de humedad que hay en una habitación.
  • Humidificador. Es un aparato encargado de limpiar el aire de una habitación para que así sea menos agresivo, por eso son tan importantes en un dormitorio infantil. De esta manera, los resultados que se obtienen son una mejora en los niveles de humedad y la creación de una atmósfera mucho más adecuada para el recién nacido. La humedad de una habitación debe encontrarse siempre entre el 40 y el 50%, así que el humidificador sólo se empleará para estabilizar dichos niveles cuando el termohigrómetro nos indique que están por encima o por debajo de los valores adecuados.
  • Si buscas un humidificador seguro para tu bebé: https://www.airalia.es/climatizacion/humidificadores/humidificadores-para-bebes-la-guia-definitiva/

Deja un comentario