¿Afecta la menstruación a la lactancia?

Una de las preguntas más habituales en las visitas al obstetra o la matrona tras dar a luz es si la menstruación afecta a la lactancia materna. La respuesta es NO. Tener el período no está reñido con dar el pecho al bebé y no implica ningún cambio en referencia a la calidad de la leche materna. Lo que sí es cierto es que muchas mamás han percibido una ligera disminución de la producción de leche durante el período concreto de la menstruación.

 La primera regla después de dar a luz

La reaparición de la regla después del parto puede variar mucho de una mujer a otra, sin embargo se ha demostrado que la lactancia materna puede retrasar este momento. Cuando un bebé succiona el pecho se genera la prolactina, una hormona que estimula la secreción de la leche a través de una acción directa sobre la glándula mamaria y que inhibe la función ovárica (evitando los ciclos menstruales). Por esta razón las mujeres que no amamantan a sus hijos suelen tener la menstruación antes que aquellas que dan el pecho. Se estima que las madres que no dan el pecho recuperan su actividad ovárica – y, por tanto, reaparece el período– aproximadamente entre la semana 7-8 después de dar a luz. Según la OMS, casi todas las mujeres no lactantes han reiniciado  el ciclo menstrual a los cuatro meses del nacimiento de su hijo.

Por su parte, una madre que ha dado el pecho puede llegar a estar entre uno o dos años sin el período o hasta el fin de la lactancia materna. Es habitual que la regla reaparezca al disminuir la frecuencia en las tomas – debido a que el cuerpo deja de producir tanta prolactina– cuando la lactancia materna deja de ser exclusiva a partir de los seis meses.  También se da el caso de aquellas mujeres que empiezan a tener de nuevo el período tras dar a luz: esto no impide que se pueda amamantar al bebé.

Después de pasar por el embarazo y parto, es posible que el ciclo menstrual cambie su duración y en cantidad así como también pueden cambiar los síntomas premenstruales.

Los efectos de no tener la regla

Al contrario de lo que  muchas personas piensan, la ausencia prolongada de menstruación durante el embarazo y tras dar a luz no supone riesgo alguno para la salud de la madre. Los expertos explican que la amenorrea -ausencia de menstruación tras el parto- sostenida previene la anemia y disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y ovarios. Ante cualquier duda al respecto, no dude en acudir al médico.

*Foto de Petra-foto (www.pixabay.com)

Deja un comentario