Cómo poner un fular portabebés paso a paso

¿No sabes cómo poner un fular portabebés? Desde Método Canguro te vamos a mostrar las diferentes formas y opciones existentes poner en práctica el porteo con tu bebé.

Existen múltiples tipos y formas de poder colocar un fular portabebés, pero la principal diferencia entre unos y otros, depende del tipo del tejido y la forma de ajuste.

No te olvides de que la ergonomía de un fular portabebés dependerá de la forma en la que se coloca, ya que, debemos respetar la postura fisiológica para conseguir que sea un porteo seguro, dónde no se perjudique el desarrollo óseo y muscular del bebé y resulte cómodo para el porteador.

Tenemos que tener claro que, en el mundo de los fulares portabebés, existen muchos tipos de tejidos y según esto, distintos tipos de ajuste, y por ello, en método canguro te vamos a contar como poner un fular portabebés de forma segura utilizando la forma de la cruz envuelta.

Cómo poner un fular portabebés paso a paso

Te vamos a contar como colocar uno de nuestros fulares portabebés elástico de la marca Amarsupiel, un básico para todo aquel que quiera empezar a practicar el porteo con su bebé. No olvidemos que los fulares elásticos portabebés aguantan un máximo de 9kg y que se adaptan cómodamente a la complexión del porteador.

Fular-portabebes-Amarsupiel-elastico-negro-modelo-lateral

Ahora bien, ¿cómo poner un fular portabebés en forma de cruz envuelta?

Paso 1 Localizamos la marca o etiqueta de nuestro fular

El primer paso para saber cómo poner un fular portabebés es fijarse en la parte del centro, que normalmente suele estar marcada por el logo o etiqueta de la prenda.

Tenemos que colocarla centrada en el medio del porteador.

Paso 2 Cruzamos una de las cintas

Cogemos una de las cintas, y desde atrás, la cruzamos hacia delante y subimos la tela por encima de uno de nuestros hombros. Es importante que la tela quede sin arrugas, bien estirada.

Paso 3 Repetimos lo mismo con el otro hombro

Con la otra tela, repetimos el mismo proceso y la pasamos por encima del otro hombro, de tal forma, que se forme una cruz en nuestra espalda.

Paso 4 Juntamos los dos lados de tela

Una vez que tenemos los dos lados de tela en la parte delantera de nuestro cuerpo, los cogemos y los metemos en el interior de la tela con el logo que hemos colocado de forma inicial en el centro de nuestro pecho. Dejamos que sobresalga por debajo.

Paso 5 Hacemos un doble nudo en nuestra espalda

Con la tela sobrante que hemos metido en el interior, hacemos un doble nudo en nuestra espalda, de tal forma que dejamos el fular preparado para poder introducir a nuestro bebé.

Paso 6 Procedemos a introducir al bebe en el interior del fular

Primeramente, cogemos al bebé y nos lo apoyamos en uno de nuestros hombros, sujetándole del culete y de una pierna.

Bajamos la parte central e introducimos la pierna en uno de los laterales y, buscamos con la otra mano la otra pierna y la introducimos en el otro lado.

Paso 7 Comprobamos que el bebé está bien colocado

Tenemos que comprobar que la tela va de corva a corva del bebé (de rodilla a rodilla) y que se queda bien estirada cubriendo bien la espalda del pequeño.

Para que la cabecita de nuestro bebé quede también sujeta, en caso de que se quede dormido, con uno de los laterales podemos cubrirla.

Una vez asegurado esto, subimos la parte exterior de nuestro fular portabebés y cubrimos al pequeño. Lo más habitual es que los piececitos se queden por fuera para que su postura sea más natural y cómoda.

Método-Canguro-16

¿Cómo saber que un fular portabebés está bien colocado?

¿Ya sabes cómo poner un fular portabebés? Pues bien, no olvides que debes asegurarte de que te lo has colocado correctamente, ya que si no tanto el porteador como el bebé estarán incómodos y puede dar lugar algún tipo de lesión.

Para saber que hemos puesto el fular portabebés de forma correcta, tenemos que asegurarnos de que la tela quede de corva a corva del bebé y que el culete queda debajo de la altura de las rodillas visto desde fuera.

Tenemos que respetar la forma natural de la espalda del pequeño. Tenemos que respetar la forma de su espalda y que la tela acompañe su curvatura natural, así como brindar la posibilidad de sujetar su cabecita cuando es muy pequeño y no tiene fuerza muscular en el cuello o sin se quedan dormidos

También es importante saber donde debe quedar su cabecita. Para ello, debemos tener en cuenta que debe estar colocado a la altura de un beso.

Una vez compruebes todo lo que te hemos mencionado, podrás empezar a practicar el porteo con tu bebé de forma segura, tanto para el porteador como para el porteado. Y puedes acceder a cantidad de anudados distintos, porque si algo tienen los fulares es que son tremendamente versátiles.

F2-Camel-correct-color

Los mejores fulares portabebés de Método Canguro

Después de enseñarte como poner un fular portabebés en cruz envuelta, queremos darte a conocer dos de nuestros productos estrella y con los que practicar el porteo será toda una experiencia.

En nuestra tienda online podrás encontrar dos tipos de fulares portabebés, por un lado el modelo elástico, y por otro el de agua. La única diferencia que existe entre ambos modelos es el tejido y la forma de ajuste.

El primer lugar, el fular rígido o de agua, tiene un ajuste punto por punto, en el cual tienes ir tirando poco a poco hasta que se adapta al cuerpo y puede llegar aguantar hasta 15 kg.

En segundo lugar, el fular elástico, a la que tiras de el para colocártelo, se adaptará fácilmente a tu cuerpo, y podrá soportar alrededor de unos 9 kg. Un persona de una complexión normal podrá realizar un porteo gemelar con este fular portabebés.

Si te ha quedado alguna duda acerca de cómo colocar un fular portabebés, en el canal de Amarsupiel podrás encontrar multitud de vídeos para que puedas elegir tus anudados favoritos para beneficiaros del porteo.

También, podrás contactar con nosotros a través de nuestra web. Resolveros todas tus inquietudes acerca de cualquiera de nuestros productos. ¡No lo pienses más y únete al porteo!

Deja un comentario