El porteo vertical previene los cólicos

El cólico del lactante es una dolencia común que puede afectar a los recién nacidos; se trata de una etapa pasajera que puede prolongarse hasta los 3 o 4 meses. El niño que sufre estos episodios suelen llorar de manera inconsolable especialmente por la tarde-noche. Se desconocen con exactitud las causas que los provocan, se cree que se deben a la madurez del sistema digestivo y algunas teorías defienden que es un reflejo de supervivencia para asegurar la continuidad de la especie, ya que el recién nacido es un ser indefenso que necesita de los cuidados de sus progenitores. Existen métodos preventivos y activos para tratar de evitar que los bebés sufran esta incómoda dolencia como, por ejemplo, el porteo en vertical.

Beneficios del porteo contra los cólicos y el reflujo

El porteo reduce la probabilidad de la aparición del llanto al estar más relajado y, cuando se portea en vertical, ayuda a que los episodios de los cólicos de lactantes sean más leves. Portear correctamente al bebé, es decir, con la columna vertebral en forma de C, las rodillas más altas que el culete, formando una M (“posición de ranita”) y la cabeza sobre el pecho del porteador, ayuda a prevenir el reflujo. Además, los bebés que son porteados llegan a la noche más descansados, pero sobre todo menos nerviosos y con menos tensión. En estas condiciones hay menos posibilidades de que aparezcan episodios de cólicos.

 

* El contacto físico entre el bebé y sus progenitores es esencial para aliviar y calmar al bebé.

* El movimiento del porteador tranquiliza a los bebés, les da seguridad y favorece el sueño.

* Este movimiento masajea la barriga del bebé, lo que favorece su movimiento del intestino y esto ayudar a eliminar los gases y a defecar con más facilidad.

* El calor que desprende el adulto que portea alivia las molestias del bebé

* El sistema digestivo del bebé se activa con los movimientos y sonidos gastrointestinales del porteador

 

Los expertos no recomiendan administrar medicación para tratar estas dolencias. En su lugar, recomiendan practicar métodos preventivos como portear o dar masajes; armarse de paciencia y comprensión son también fundamentales para combatir los cólicos del lactantes. Si tienes dudas, contacta con el pediatra.

Para más información consulte la web de la Asociación Española de Pediatría (AEPED) http://www.aeped.es/lactanciamaterna/index.htm

 

*Foto de la Bandolera Amarsupiel Estrellas de www.metodocanguro.com

Deja un comentario