¿El ruido blanco que se les pone a los bebés genera cortisol?

El cortisol es una hormona que nuestro cuerpo libera en respuesta a situaciones de estrés o ansiedad. Su lucha contra las situaciones límite se basa en la liberación de glucosa en la sangre para que los músculos dispongan de más energía.  Si hablamos de recién nacidos nos preguntamos si el ruido blanco que se les pone a los bebés genera cortisol.

Qué es el ruido blanco

Se conoce como sonido blanco a aquellas composiciones de ruido constante que no dejan escuchar otras cosas. Se trata de un sonido invariable formado por todo el espectro de frecuencias sonoras que se emiten sin que ninguna sobresalga por encima y con una repetición que se produce bajo una frecuencia determinada.

Algunos ejemplos de ruido blanco son:

  •          El sonido de la lluvia.
  •          El ruido del mar.
  •          El sonido de un televisor antiguo sin sintonizar. (no natural)
  •          La música relajante.
  •          El ruido de algunos electrodomésticos (no natural)

El problema de las máquinas que emiten sonidos blancos grabados es que, precisamente, estos sonidos no son naturales. La grabación es una y otra vez la misma. Y es que en el mundo nada se repite de forma cíclica.

Ante la desesperación sobre el llanto del bebé, muchos padres recurren al ruido blanco artificial para dormir a sus bebés. Sin embargo, este no es un método infalible y además puede no ser saludable.

El cerebro, en general, responde mejor ante una melodía organizada que ante un ruido que no puede interpretar. Cuando un bebé está expuesto de forma prolongada al ruido blanco, su cerebro no es capaz de darle explicación cosa que no sucede con la música por ejemplo. Por este motivo, el cerebro envía una señal para indicar que se encuentra ante una situación de estrés, aumentando la presión arterial y la respiración superficial. El estrés que se produce en el cuerpo es debido al esfuerzo que hace el cerebro por averiguar qué es lo que está escuchando a un nivel subconsciente durante el tiempo que dura el ruido blanco.

Fases por las que pasa un bebé ante la exposición a un ruido blanco NO natural son:

1. Búsqueda ocular.
2. Puños cerrados (miedo).
3. Disociación emocional.
4. Estado de vigilancia y terror. El cerebro del bebé interpreta a través de esta secuencia psiconeurobiológica que se encuentra en peligro y expuesto.

Diversos estudios han confirmado que la exposición al ruido blanco continuo puede provocar la liberación de cortisol tras producirse las fases anteriormente mencionadas sufriendo un gran estado de tensión emocional. ¿Qué ocurre cuando un bebé tiene exceso de esta hormona en su cuerpo? Pues que su centro de aprendizaje puede verse afectado, sobre todo, en las funciones de:

  1.        Planificación.
  2.        Razonamiento.
  3.        Control de los impulsos.
  4.        Retención de la información aprendida.

Es por ello, que en ocasiones se queda como paralizado e inmóvil e incluso puede llegar a dormirse pasados unos minutos ya que esos niveles hormonales no los puede sostener. Hay animales que les paraliza el miedo, se quedan inmóviles y este sería un símil. Se trata de un efecto neurotóxico.

Deja un comentario