¿Habrá seis meses de permiso de maternidad y paternidad en 2022?

Esa es la intención del Gobierno y así lo anunció ayer la ministra de Derechos Sociales. El objetivo es apostar por una mayor conciliación.

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, anunció este miércoles su intención de ampliar los permisos de padres y madres por nacimiento y cuidado del menor desde las 16 semanas actuales a los seis meses. El objetivo es proteger las condiciones de vida de las familias “y que sea un poquito más fácil criar”. Para la ministra, los permisos actuales son insuficientes y provocan serias dificultades para criar, algo que puede llegar a perjudicar la salud de los niños, entre otras cosas imposibilita «mantener la lactancia que la OMS recomienda como exclusiva hasta los seis meses». 

«Soy consciente de lo enormemente complicado que es para muchas familias conciliar la crianza con el trabajo, especialmente en los primeros años de vidalo difícil que es para muchas madres dejar con otras personas a bebés de cuatro meses para incorporarse a sus puestos de trabajo”, dijo ayer la Ministra en un acto donde dio las primeras pautas de la nueva ley de diversidad familiar.La Ministra de Derechos Sociales ha afirmado que dicha Ley de Diversidad Familiar, cuyo anteproyecto prevén tener listo a final de año, reconocerá también la monomarentalidad y la monoparentalidad como “una realidad específica”, con las “medidas correspondientes”.

Prestación universal por hijo a cargo

Un proyecto que prevé, como una de sus medidas clave, la creación de una prestación por crianza de carácter universal. Esta dotación servirá para “atajar” los índices de pobreza infantil y educar a los hijos “con dignidad”. Del mismo modo, ha recalcado la necesidad de que sea una prestación “universal” para que pueda llegar a todas las familias:”porque los derechos de los niños no pueden depender de la cuenta corriente de la familia a la que pertenecen”.

La ministra aprovechó el acto para criticar que en la actualidad España invierte en políticas de apoyo a las familias y la infancia unos 11.000 millones de euros menos al año que la media europea mientras «tenemos la tercera mayor tasa de pobreza infantildel conjunto», que alcanza «a 2,3 millones de niñosmenores de 18 años». Según ella, poner en marcha ayudas como la prestación por hijo a cargo, permitiráaumentar la inversión del Gobierno en políticas de apoyo a las familias «para acercarnos a la media europea». 

Red pública de escuelas infantiles

Además, la futura ley -que se tramitará en 2022- prevé crear una red pública de escuelas infantiles: “Vamos a trabajar, con el Ministerio de Igualdad, para que los permisos de maternidad y paternidad se amplíen hasta los seis meses y para extender la educación infantil de cero a tres años y se constituya una red de escuelas infantiles”, dijo Belarra. 

Evolución de los permisos de maternidad y paternidad 

Estos permisos se han ampliado de forma progresiva desde hace dos años. Desde el 1 de enero de 2021, los permisos de maternidad y paternidad se han igualado y, por tanto, los padres también disponen de 16 semanas pagadas al 100%. Se trata de permisos iguales, intransferibles y retribuidos de por este periodo de tiempo que son ampliables en casos de partos múltiples en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. Durante 2019 se pasó de cinco semanas a ocho, para subir al siguiente año a 12 semanas. El 1 de enero de 2020 subió a 12. Ahora el acuerdo de gobierno entre Unidas Podemos y el PSOE contemplaba la ampliación a 16 semanas. 

¿Qué permisos de maternidad y paternidad tienen en el resto de Europa?

Cada país europeo aplica una duración específica para las bajas por maternidad y paternidad. En Reino Unido, por ejemplo, la baja por maternidad es de 52 semanas, aunque solo las 39 primeras están remuneradas. Mientras que los padres solo pueden optar a un permiso remunerado de una o dos semanas.

En uno de nuestros países vecinos, Francia, el permiso funciona en función del número de hijos que la madre haya tenido anteriormente. Para el primer y segundo hijo, el país galo concede de baja seis semanas antes del parto y diez después del mismo, mientras que si es un tercer hijo se concede ocho semanas antes del parto y 18 después, 26 en total. En el caso de que nazcan gemelos, Francia concede un permiso de 12 semanas antes del parto y 22 después del mismo, números que se amplían a 24 y 22, respectivamente, si nacen más de dos hijos en un parto.

En Portugal, la baja es de 120 días consecutivos que se pueden ampliar a 150, mientras que en Italia las madres tienen dos meses de baja antes del parto y tres meses después del mismo. Actualmente, el país europeo con mayor número de semanas de baja de maternidad es Bulgaria, con 58.

En los últimos años parece que la sociedad y los gobiernos se están sensibilizando con las necesidades de los recién nacidos y, aunque sigue siendo un período corto, al menos es más acorde con la normativa de la OMS que recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses

Deja un comentario