La bandolera de porteo: ideal para los niños más curiosos

La bandolera de anillas es esa gran desconocida para muchos e incluso temida por unos pocos. O te encanta o no te haces con ella. El secreto es tener un poco de paciencia y practicar.

Es uno de los portabebés más versátiles del mercado, que consiste en un trozo de tela (generalmente de unos 2 metros) con dos anillas de una sola pieza en un extremo. que permiten ajustar y desajustar la tela. Las bandoleras Amarsupiel pueden usarse desde el nacimiento hasta aproximadamente los 12-15 kilos y se adapta a las necesidades de cada momento. Puede llevarse delante, en la espalda o en la cadera (la posición más utilizada). Además, favorece la lactancia.

Su versatilidad es innegable y, una vez bien ajustada, puede ser tu mejor aliado también cuando los niños empiezan a caminar y no quieren ser porteados todo el tiempo. Su “asiento” les permite subir y bajar con total comodidad, tanto para el porteador y como para el porteado.  La bandolera ofrece una carga de peso asimétrica, es decir, la carga de peso se reparte mayoritariamente en un hombro y parte del torso, por lo que se recomienda su uso para ratos cortos para niños y ratos más largos si se portea bebés.

Colocación de la bandolera

Una de las característas más destacables de la bandolera de anillas es que cada parte se ajusta punto por punto, aportando al pequeño sujeción de la cabeza-columna-lumbares que no es capaz de sostener por si mismo cuando nace.

Paso 1: pasar el extremo de la tela por las dos anillas (desde abajo hacia arriba) sin que se de la vuelta la tela.

Paso 2: separar un poco las anillas y vuelve la tela hacia atrás pasando por la anilla exterior.

Paso 3: tira de la tela a través de las anillas y ajústala en función del tamaño del bebé y la posición elegida. Extiende la tela de manera uniforme por las anillas.

Consejos:

1-. Los dos extremos de la tela de la bandolera deben deslizarse por las anillas sin atascarse.

2-.  Se recomienda evitar que las anillas queden en el mismo hombro u oprimiendo el pecho.  

3-. La tela debe ir de rodilla a rodilla dejando las piernas del niño por fuera y respetando siempre su postura fisiológica.

Para que resulte más cómoda y rápida de usar, se recomienda dejar la bandolera “reajustada”, dejando la tela a tu medida para que una vez introducido al bebé sobre poca tela para ajustar. Una vez colocado el portabebés, la tela debe quedar a la altura del primer hueso de la cadera.

 

Para más información sobre cómo colocarse la bandolera, podéis consultar los siguientes videos tutoriales: 

Colocación de las anillas: https://www.youtube.com/watch?v=rxhqX1AwYpA#action=share

Colocación de la bandolera pre-ajustada: https://www.youtube.com/watch?v=vteUpm0t2bg#action=share

Posición tipo cuna: https://www.youtube.com/watch?v=Rt4QrMnv1_c#action=share

Nudo de refuerzo: https://www.youtube.com/watch?v=Gor8JVGcl78#action=share

* Foto de www.metodocanguro.com

Deja un comentario