La lactancia materna ayuda a reducir la posibilidad de contraer cáncer de mama

La lactancia materna es una de las recomendaciones para evitar el cáncer de mama.

Lo recoge el Código Europeo contra el Cáncer en España, en este código se incluyen doce maneras de adoptar modos de vida saludables y de promover la prevención de cáncer: evitar el tabaco, el alcohol, una excesiva exposición solar,etc. También hay una mención especial para la lactancia materna ya que con ella se completa el ciclo que tiene la glándula mamaria durante la gestación con la secreción láctea.

Según Antonio Llombart ,Presidente de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología y vicepresidente de la Asociación española contra el cáncer, “dar de mamar al bebé es cerrar el ciclo fisiológico funcional de la glándula mamaria y proteger a la mujer del cáncer de mama. Interrumpir la lactancia en el momento álgido condiciona la aparición de alteraciones que pueden iniciar mutaciones oncogénicas”.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) opina al respecto, que también influye el tiempo que se ha amamantado, cuanto mayor es el tiempo que una mujer da el pecho a su bebé menor es el riesgo de padecer cáncer. Especifican que para que una mujer pueda reducir sus posibilidades de contraer cáncer tiene que haber amamantado un cúmulo de unos 24 meses a lo largo de toda su vida. Además, la edad en la que se tienen los hijos también es importante ya que si la mujer es joven cuando amamanta a su bebé se protege más debido a la maduración de las células mamarias en el periodo de lactancia.

En los años 60 y 70, con el boom del biberón muchísimas madres dejaron de amamantar y este hecho ha podido influir en la salud de la mujer a largo plazo. Una buena iniciativa por parte de los profesionales médicos que tratan con mamás y bebés es la formación en lactancia maternapara poder ayudar realmente a subir la tasa de lactancia materna y promover la lactancia como beneficio para el bebé y para la mujer.

No te puedes “librar” del cáncer sólo por haber amamantado, hay más factores (genéticos, hormonales…) que influyen en contraer la enfermedad pero es un dato a tener en cuenta.

Deja un comentario