¿Las relaciones sexuales después del parto son dolorosas?

La etapa del postparto más conocida es la llamada “cuarentena”, durante este tiempo, la mujer que ha dado a luz a un bebé, ya sea por parto vaginal o cesárea, no debe mantener relaciones sexuales. Esto se hace para evitar dolores y molestias en la zona que ha sufrido durante el trabajo de parto y para evitar infecciones. El cuerpo de la mujer estará sangrando entre 4 y 6 semanas, después es conveniente pasar por el ginecólogo y que te hagan una revisión para confirmar que todo está bien, a partir de ahí puedes recuperar la actividad sexual.

Lo que mucha gente no sabe es que el postparto se puede alargar hasta los dos primeros años del bebé, cada mujer lo vive de forma distinta. Esto no quiere decir que durante este tiempo se deban mantener relaciones como en las primeras semanas (cuarentena), pero sí es cierto que las relaciones sexuales pueden ser diferentes para la mujer. A parte de que sus órganos sexuales necesiten un tiempo para recuperarse, cambian muchas más cosas. Ahora hay un bebé en casa que necesita atención y cuidados las 24 horas del día los 7 días de la semana, cuidar a un bebé es agotador, si además estás alimentando a tu bebé con lactancia materna, tus pechos dejarán de tener la connotación sexual que hasta hace poco tenían. Y puedes sentir que lo que antes te excitaba ahora ya no.  Las hormonas tampoco ayudan mucho, la prolactina (hormona encargada de la producción de leche) nos baja la lívido, a cambio, nos ayuda a dormir mejor.

Para evitar molestias en las relaciones sexuales durante los primeros meses es bueno que utilices un lubricante, en farmacias venden sin aromas. El lubricante tiene doble efecto en tu cuerpo, por un lado no lo fuerza para que la penetración sea más suave y placentera, por otro lado te hace sentir más relajada al evitar posibles molestias. Si observas tu cuerpo, éste te indicará hasta cuándo necesitas una lubricación extra. Cabe destacar que el sexo no es sólo penetración, hay otros juegos y combinaciones en los que no tiene porque existir la penetración como tal en el caso de sentir molestias. El sexo oral es un recurso estupendo también, los masajes…

Otro factor importante para tener unas relaciones sexuales satisfactorias después del parto es la comunicación con la pareja. Hablar sobre el tema hará todo más llevadero, el silencio solo hará que la situación pueda volverse tensa. Aprovecha los ratos en que el bebé duerma para hablar con tu pareja, abrazaros, acariciaros, y con el tiempo, todo empieza a fluir. 

Deja un comentario