Las toallitas húmedas pueden causar reacciones cutáneas

Las toallitas húmedas son un elemento imprescindible en cualquier casa con bebés, gracias a su versatilidad muchas personas siguen comprándolas incluso cuando sus hijos dejan de llevar pañales. Sirven, además, para lo obvio, para limpiar las manos, la cara, los juguetes.

Sin embargo, un estudio reciente asegura que éstas pueden causar irritaciones, especialmente en las niñas cuando se usan para lavar zonas sensibles, además de otros riesgos para la salud.

La Universidad de Connecticut (USA) realizó un amplio estudio que determinó que el uso diario de las toallitas húmedas puede ocasionar un tipo de alergia en la piel debido, especialmente, a un conservante llamado metilisotiazolinona (MI),que llevan de algunas marcas. Éste se usa en una gran variedad e productos de higiene, cosméticos y otros productos usados comúnmente en el hogar. Numerosas marcas de toallitas húmedas usan, además, de este conservante otro llamado metilcloroisotiazolinona (MCI) y sería la combinación de ambos conservantes los causantes de dichas reacciones cutáneas alérgicas, según reza el estudio. La investigación  habla, en concreto, de una dermatitis alérgica, eczema y sinequias valvulares en las niñas (la adhesión de los labios menores de la vulva).

Como resultado de este análisis, muchas compañías optaron por eliminar el conservante que más reacciones alérgicas había producido, el MCI, aumentando, eso sí, la cantidad de MI lo que provocó que el número de irritaciones se incrementara. Esta no es la primera vez que se retiran determinadas marcas de toallitas por usar determinados componentes químicos que producen severas irritaciones en bebés. Antes de elegir unas toallitas es importante tener en cuenta sus componentes, evitar aquellas que contengan el conservante MCI y usar aquellas que contengan menos químicos.

Consejos para combatir la irritación

Cuando hay una irritación ya sea causada por diarrea, humedad o provocado por las toallitas, los expertos recomiendan evitar el uso de éstas y limpiar la zona con una gasita muy suave y agua tibia con un poco de jabón neutro si es necesario. Lo más importante es secar muy bien la zona y dejar al aire el mayor tiempo posible, debido a que el pañal puede retrasar la curación. Esto, que puede resultar cómodo y apetecible en verano, puede ser una complicado cuando hace frío. Se recomienda, también, aplicar una crema de pasta al agua (bien espesa) o óleo calcáreo (un producto 100% natural compuesto de aceite de oliva y agua de cal)para proteger la piel del bebé mientras haya irritación.

Si bien es cierto que para muchas familias dejar de usar toallas puede resultar una ardua tarea, racionar su uso o limitarlo a cuando se encuentren fuera de casa es una opción a tener en cuenta.

Deja un comentario