¿Por qué se ponen pendientes a las niñas al nacer?

La tradición de poner pendientes a las niñas nada más nacer viene de muy lejos, los romanos fueron los que empezaron a agujerear las orejas de sus niñas. En la actualidad, los países latinos son los que coinciden en esta tradición cultural, también está el caso de Irlanda, que aunque no sea un país de origen latino sí está muy arraigado a la religión Católica, y en ese país también suelen hacer pendientes a los bebés si son niñas. El motivo del por qué se le ponen pendientes a las niñas no queda del todo claro, en un texto se puede leer que las propias mujeres agujereaban los lóbulos de los bebés niñas como símbolo de fortaleza y otras teorías apuntan a que fue el hombre el que decidió marcar a la mujer desde el nacimiento para que sintiera dolor por el hecho de nacer mujer.

En los países donde esta tradición latina es desconocida se quedan alucinados de ver a los bebés con pendientes, ya que lo habitual es que las niñas se hagan los pendientes en la adolescencia o incluso no se agujereen sus orejas en toda su vida. La joyería infantil es otro tema, en los colegios, por ejemplo, no se admiten a niños con pulseras, collares, anillos…pero de momento ninguno a hecho referencia a los pendientes, aunque está más que comprobado que éstos pueden ser protagonistas de varios accidentes en las niñas (desgarros, infecciones…)

¿Pendientes sí o pendientes no?

Hace unos años no existía este debate entre los padres y madres, simplemente se agujereaba a las niñas en cuanto nacían, de hecho, hasta hace poco los agujeros se hacían en el propio hospital, a las pocas horas de nacer, te entregaban a los bebés niñas vacunadas y con pendientes. Actualmente, esta práctica ya no es así y son los padres los que deben acudir a un centro para agujerear las orejas de su bebé. Hay perforadores profesionales que miman mucho la zona a perforar y se guían por la auriculoterapia, en el caso de la oreja, representa a la cabeza y el centro del lóbulo son los ojos. Aunque la mayoría de la gente acude a una farmacia para que le hagan los pendientes con la típica pistola de perforar.

Los motivos para poner pendientes son varios: las niñas se ven más bonitas con pendientes, de esta forma se diferencian de los niños, de bebés sienten menos dolor y no resulta traumática la experiencia, porque se ha hecho toda la vida, porque todas las niñas los llevan…

motivos para no poner pendientes también son varios: la belleza no depende de llevar o no pendientes, si quieres saber si es niño o niña puedes preguntar, no por ser una tradición hay que considerarlo positivo, sí sienten dolor aunque “solo sea un momento”, son sus orejas y debería decidir cuando sea mayor, hay riesgos de desgarre o infección de la zona perforada, puede resultar una manera denigrante de marcar a una persona por el hecho de ser mujer…

Tras saber más sobre el tema ¿cuál es tu postura al respecto?

1 comentario en “¿Por qué se ponen pendientes a las niñas al nacer?”

  1. Soy mujer de 40 años; a la cual pusieron pendientes creo que a las horas de nacer, ya sali de la clinica con ellos.
    Pero soy totalmente contraria a esta practica, y los argumentos a favor me parece que no tienen a dia de hoy mucho sentido.
    -Hacerlo porque no les duele. MENTIRA, lo único es que después no es algo que recuerden.
    -Porque es tradición y se ha hecho siempre. Por esa regla de tres seguiriamos en lan epoca de las caverlas.
    -Porque las niñas estan más guapas. Eso depende de gustos, y a mi me parecen muy bonitas las bebés con pendientes, pero no me parece un argumento de peso.
    -Para diferenciarlas de los niños. Para eso se pregunta el nombre, o directamente si es niño o niña. Porque en los paises que no hay esta costumbre no creo que nadie se plantee poner pendientes a un bebé para dejar claro que es una niña.

    Tengo 2 hijas, una de 12 y otra de 9. A ninguna le he puesto pendientes; la mayor se los quiso poner con 4 años por lo tipico que en el cole casi todas las niñas tienen, pero nos parecia que era muy pequeña y le explicamos que habia que pincharle la oreja con una aguja,y la pobre que siempre ha llevado fatal lo de las vacunas dijo que ni hablar, ya se le quito la idea y no volvio a hablar del tema hasta los 8 años y ahi ya por decisión propia decidio que se quería poner pendientes, fuimos con una especialista en perforaciones y se los puso, y no fue un gran dolor para ella, ni le ha supuesto ningún trauma.
    Mi hija pequeña, nunca ha manifestado intenciones de ponerse pendientes, le gusta mucho elegirnos pendientes a mi y a su hermana; pero para ella de momento no tiene ninguna intención. Cuando lo pida iremos y se los pondra como su hermana.

    Responder

Deja un comentario